Simona

Halep

Los inicios de Simona Halep los encontramos en Constanza, ciudad ubicada al sureste de Rumania, donde nació el 27 de septiembre de 1991. Allí vivió toda su infancia, siempre muy relacionada con el deporte. Su padre Stere jugó al fútbol en las divisiones inferiores del AS Sageata Stejaru, pero fue gracias a su hermano Nicolae, cinco años mayor que ella, que se terminó inclinando por el tenis.

 

A la edad de 4 años fue a verlo entrenar y se sintió enamorada por el deporte que terminaría convirtiéndose en su estilo de vida. En un comienzo, mientras asistía al colegio, jugaba también al fútbol y al básquetbol, pero llegó un momento en que debió elegir.

Corneliu Idu, propietario del principal club de tenis de Constanza, le dio el apoyo económico que necesitaba durante aquellos primeros años hasta que se mudó a Bucarest para dar los pasos finales hacia el profesionalismo.

Se convirtió en profesional en el año 2006 y para el año siguiente ya había ganado sus dos primeros títulos ITF (uno en singles, el otro en dobles) en semanas consecutivas en Bucarest. De todos modos, el gran resultado de su carrera juvenil lo obtuvo en 2008: Fue campeona de Roland Garros junior tras superar a su compatriota Elena Bodgan.

 

El año de su explosión definitiva dentro del profesionalismo fue 2013. A sus 22 años, obtuvo los primeros seis títulos de su carrera en igual cantidad de finales disputadas, incluido el extinto Tournament of Champions, y finalizó la temporada en el puesto 11 de la clasificación WTA. Como reconocimiento a su gran desempeño fue destacada como la jugadora de mayor crecimiento en el año.

Ese era apenas el comienzo de una carrera que la acabaría convirtiendo en una de las grandes tenistas de la segunda década del Siglo XXI. Tras perder las finales de Roland Garros 2014 y 2017, se desquitó en 2018 y obtuvo el primero de sus dos títulos de Grand Slam. El segundo, en Wimbledon 2019, lo logró tras superar por un contundente doble 6-2 a una de las grandes tenistas de todos los tiempos como Serena Williams. Además, cayó en la definición del Abierto de Australia 2019. En total, llegó cinco veces al partido decisivo en un Major (dos ganados, tres perdidos) y se convirtió en la primera rumana en ganar un torneo de esta categoría. Anteriormente lo había hecho Virginia Ruzici en Roland Garros 1978.

Entre otros de sus títulos más importantes están ocho de los hoy conocidos como WTA 1000, además de nueve finales perdidas. En Pekín 2017, tras caer en la definición con Caroline Garcia, llegó al número 1 del mundo y desplazó a Garbiñe Muguruza. Se mantuvo en esa posición durante 64 semanas y se convirtió en la primera tenista rumana en lograrlo.

22 TÍTULOS WTA 

 

8 TÍTULOS WTA 1000

NÚMERO 1 DEL MUNDO EN 2017

Su gran triunfo en Roland Garros 2018 :

Aquí se segundo major pero en All England :

simona halep.png