Zverev, listo para dar el salto

El triunfo es inapelable. Alexander Zverev venció, en menos de 24 horas, a los dos máximos candidatos y se quedó con el título en las ATP Finals por segunda vez en su carrera. Primero a Novak Djokovic, después a Daniil Medvedev.

Zverev, listo para dar el salto

Y no sorprende, más allá de haber llegado a Turín sin el favoritismo del serbio y del ruso. Ya había concretado algo similar en 2018 cuando superó a Roger Federer en semifinales y a Nole en la final, los dos primeros preclasificados por entonces, con el agregado de que en aquella oportunidad lo hizo sin ceder sets.

No hay quien pueda dudar de su talento natural. A sus 24 años ha logrado alzarse con algunos de los más importantes trofeos que hay un juego en el mundo del tenis, entre ellos cinco Master 1000, dos Torneos de Maestros y la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Sin embargo, los Grand Slams siguen siendo su gran cuenta pendiente. Al mejor de cinco sets se requiere mantener el nivel durante 3, 4 o 5 horas, especialmente ante los jugadores de élite, y allí expuso ciertas falencias. Es por esto que, por citar un ejemplo, tanto le ha costado contra Djokovic en Majors (perdió las tres veces que lo enfrentó), pero luego se han repartido las victorias en otros torneos.

Aún resta la disputa de las Finales de la Copa Davis, pero el año ha finalizado en lo que respecta a las competiciones individuales y “Sascha” ha mostrado un gran crecimiento. Levantó seis títulos, récord personal superando los cinco que obtuvo en 2018, y ganó 59 partidos, más que ningún otro jugador. Además, tuvo el mejor rendimiento de su carrera en los GS. El 2022 lo espera con los brazos abiertos para, de una vez por todas, dar el salto definitivo.

Otro de los que dejó una muy buena imagen en Turín fue Jannik Sinner. El italiano ingresó como suplente tras la lesión de Berrettini y estuvo sobradamente a la altura de las circunstancias. Barrió de la cancha a Hurkacz y estuvo a un punto de dejar en el camino a Medvedev, aunque ya no tenía chances de pasar a semis.

Con 20 años cumplidos en agosto se convirtió en el tenista más joven en asegurarse terminar una temporada como Top Ten desde que lo hiciera Rafael Nadal en 2005. Sin dudas que dará de qué hablar en el futuro cercano y peleará frente a Djokovic, Medvedev y Zverev por los trofeos más importantes.
Luego, es toda una incógnita saber cómo volverán Nadal, Thiem y Tsitsipas de sus respectivas lesiones y cómo será, también, el crecimiento de otras grandes promesas como Alcaraz o Auger-Aliassime.

Ya sin el “Big Three” en su esplendor por una cuestión generacional, pero aún batallando ante los más jóvenes, se abre la posibilidad de ver un 2022 con más campeones en los escenarios más relevantes, pero igual de apasionante que hasta ahora.