US Open 2021: El momento de Zverev

Sin Roger Federer, Rafael Nadal ni las hermanas Venus y Serena Williams, todos ellos con diferentes inconvenientes físicos, este lunes se larga una nueva edición del US Open.

US Open 2021: El momento de Zverev

Es la primera vez desde 1997, también en Nueva York, que un torneo de Grand Slam no cuenta con ninguna de estas cuatro leyendas. De todos modos, no dejará de ser un campeonato que tendrá un gran atractivo.

Con el regreso del público al Arthur Ashe después de un 2020 a puertas cerradas, Novak Djokovic sueña con una hazaña que tiene ya más de tres décadas de historia: ganar los cuatro Majors en un mismo año. Ya se consagró en el Abierto de Australia, Roland Garros y Wimbledon y aspira a repetir lo hecho por Steffi Graf en 1988. Para encontrar algo similar entre los hombres tenemos que viajar más atrás en el tiempo, cuando en 1969 fue Rod Laver el que obtuvo tal proeza.

El serbio, quien además busca sobrepasar a Federer y Nadal como máximo campeón de Grand Slam (hoy hay un triple empate en 20), llega como el gran favorito no solo por su gran nivel tenístico, sino también por la fortaleza mental que lo caracteriza cuando se juega al mejor de cinco sets. A medida que los partidos se alargan ha demostrado ser el jugador que mejor maneja los momentos de tensión y un especialista en sostener el mismo ritmo e intensidad durante, quizás, tres, cuatro o cinco horas que pueda durar un encuentro.

Sin embargo, por primera vez en su carrera llega a Flushing Meadows sin competencia oficial durante la gira estadounidense de torneos sobre canchas duras y eso le agrega un manto de incertidumbre a su candidatura. Tras caer ante Pablo Carreño Busta en el partido por el bronce de los Juegos Olímpicos y ser baja en esa misma instancia del dobles mixto junto a Nina Stojanovich, el número 1 del mundo decidió tomarse un descanso aduciendo una lesión en uno de sus hombros.

El que sí ha logrado aprovechar los meses posteriores a Wimbledon es Alexander Zverev, quien no arrancó teniendo una temporada descollante, pero que en los últimos meses dio el salto que necesitaba para llegar pleno de confianza a la conquista de su primer Major. Acumula once partidos invicto entre su título olímpico en Tokio y la reciente conquista del Master 1000 de Cincinnati, en los que cedió apenas dos sets y venció a rivales de la talla de Djokovic, Stefanos Tsitsipas y Andrey Rublev, entre otros.

El alemán deja más dudas en el aspecto mental que en el tenístico, donde ha mostrado ciertas falencias que lo alejaron del gran objetivo que se traza año tras año, pero parece empezar a dejar esos fantasmas atrás y va por toda la gloria. Su debut será ante el siempre peligroso Sam Querrey.

En el tercer escalón de favoritos aparece Daniil Medvedev, reciente campeón del Master 1000 candiense. El ruso, número 2 del mundo y finalista de la edición 2019 en una maratónica definición ante Rafa Nadal, aspira también a conseguir su primer título grande y comenzará su camino ante Richard Gasquet.
Nunca hay que descartar, tampoco, a Tsitsipas, el jugador con más victorias en la temporada, aunque, hoy por hoy, el griego aparece un escalón por debajo de los tres mencionados.

En cuanto a la participación argentina, serán seis los representantes albicelestes en el último Grand Slam de la temporada. Diego Schwartzman, Guido Pella, Facundo Bagnis y Marco Trungelliti, proveniente de la clasificación, debutarán este lunes, mientras que los Federicos (Delbonis y Coria) y Nadia Podoroska, en la rama femenina, lo harán el día martes.

No obstante, quien llena de esperanzas al tenis argentino es Horacio Zeballos. En pareja con el español Marcel Granollers, el marplatense viene de consagrarse en Cincinnati y quiere repetir la final del 2019, pero deseando que el desenlace sea otro. El debut, ante Bagnis-Delbonis.