Todo lo que hay que saber sobre la vuelta de Roger Federer en Ginebra.

Tras su regreso trunco en Doha, el suizo vuelve a competir oficialmente donde más cómodo se siente, en su país. Primer rival: Pablo Andújar.

Todo lo que hay que saber sobre la vuelta de Roger Federer en Ginebra.

<b>Tras su regreso trunco en Doha, el suizo vuelve a competir oficialmente donde más cómodo se siente, en su país. Primer rival: Pablo Andújar.</b>

Una lesión en su rodilla derecha, por un lado, y la pandemia, por el otro, dejaron afuera de la competencia a Roger Federer durante 405 días. Ese lapso de tiempo transcurrió desde las semifinales del Abierto de Australia 2020 (derrota ante Novak Djokovic, ya con molestias físicas) hasta su debut en el ATP 250 de Doha hace dos meses (trabajada victoria ante Daniel Evans).

En 2016 ya había tenido que lidiar con problemas en esa misma rodilla derecha. Si bien la inactividad fue menor, aquella temporada no pudo jugar más que 28 partidos oficiales (cifra más baja desde 1998) y no levantó ningún título por primera vez desde el año 2000. Sin embargo, volvió en 2017 como si nada hubiera pasado: siete títulos, entre ellos el Abierto de Australia y Wimbledon, y de vuelta al número uno del ranking mundial.

Los más fervientes fanáticos del suizo se aferraban a que en este 2021 se repita la historia, pero la realidad es que a sus 39 años los tiempos no son los mismos. Se fue de Doha con más oscuros que claros, especialmente desde lo físico, y tras la eliminación en segunda ronda ante Nikoloz Basilashvilli decidió volver a parar.

“Roger aún está algo rezagado en lo físico y tenemos que centrarnos en esto. Los entrenamientos sobre la pista son bastante intensos y de buena calidad, pero todavía no se producen con la frecuencia con la que se darían en el entorno de un torneo”, comentó Severin Luthi hace exactamente un mes.

La situación parece haber mejorado en este último tiempo y el ganador de 20 Slams, ya vacunado con la Pfizer, volverá a competir oficialmente. Lo hará en su país, ATP 250 de Ginebra, y en un torneo que no tendrá a ningún top ten, ya que vienen de disputar los Master 1000 de Madrid y Roma en semanas consecutivas y buscarán descanso de cara a Roland Garros. Este contexto, rivales y ciudad, son los que “Su Majestad” cree ideales para tomar confianza y agarrar ritmo de juego pensando en sus objetivos principales: Wimbledon, Juegos Olímpicos y US Open.

Si miramos la preclasificación, Roger es el máximo favorito a llevarse el título. Como número 8 del mundo, favorecido por el ranking protegido en pandemia, parte como primer cabeza de serie. Sin embargo, desde el juego, después de lo visto en lo que se lleva jugado de la gira europea sobre polvo de ladrillo, Denis Shapovalov, Casper Ruud y Cristian Garín están claramente por encima suyo.

Su debut será en segunda ronda frente al español Pablo Andújar, quien venció 6-0 y 6-4 al australiano Jordan Thompson. Intentar anticipar qué Federer veremos esta semana es una tarea por demás compleja, principalmente porque el propio jugador no ha dado muchas declaraciones y poco se sabe sobre su evolución. Lo cierto es que necesitará más que su jerarquía para convertirse en el primer jugador en ganar los tres torneos ATP que se realizan en Suiza (ya ganó 10 títulos en Basilea y uno en Gstaad).

Lo que sí podemos saber es que este viernes le ha ganado un set de entrenamiento a Fucsovics (nro. 44 del mundo), se siente bien y está motivado por volver a mostrar un buen nivel dentro de una pista de tenis. “Tengo las ganas de volver y la mentalidad de un jugador joven. Mi articulación está mucho mejor. El 2021 va a ser un año ilusionante porque cada vez estamos más cerca de la normalidad”, dijo en una entrevista para uno de sus sponsors y el público del tenis se ilusiona en grande.