Roma, la siguiente parada antes de Roland Garros.

Sin tiempo para descansar, ya está en marcha en Roma el último Master 1000 de la temporada sobre polvo de ladrillo y en las primeras horas del lunes llegaron muy buenas noticias para el tenis argentino.

Roma, la siguiente parada antes de Roland Garros.

Sin tiempo para descansar, ya está en marcha en Roma el último Master 1000 de la temporada sobre polvo de ladrillo y en las primeras horas del lunes llegaron muy buenas noticias para el tenis argentino. Federico Delbonis, quien entró al cuadro principal proveniente de la clasificación, firmó una gran remontada en su debut ante el duro Karen Khachanov (3-6, 6-4 y 6-0) y se metió en segunda ronda. Su próximo rival será David Goffin (6-4 y 6-1 sobre Caruso).

Con la baja de Guido Pella por lesión, el otro argentino que verá acción en el Foro Itálico será Diego Schwartzman. El “Peque”, aprovechando su condición de Top Ten (cayó del noveno al décimo puesto, dejando su lugar a Berrettini) debutará en segunda ronda este martes ante el canadiense Felix Auger Aliassime. Y en la rama femenina, Nadia Podoroska hará lo propio frente a la alemana Laura Siegemund.

Volviendo sobre el cuadro masculino, el gran partido de segunda ronda será el que enfrente a Nadal con el creciente Jannik Sinner. En sus últimos tres torneos desde su regreso a la competencia (Montecarlo, Barcelona y Madrid), el español ha intercalado actuaciones brillantes que hacen recordar al mejor Rafa con otras en las que cometió más errores de lo habitual y que dejan ciertas dudas. Aspira en Roma a completar una buena semana que le dé un buen envión para llegar de la mejor manera posible a Roland Garros. Zverev, Tsitsipas, Rublev, Thiem y, por supuesto, Djokovic huelen sangre y son las principales amenazas que tiene el español en los torneos venideros, aunque no deja de ser favorito. Veremos cómo sigue la historia.