Paliza de Europa para conseguir su cuarta Laver Cup

La victoria de Alexander Zverev y Andrey Rublev sobre Reilly Opelka y Denis Shapovalov, con un ajustado 6-2, 6-7 y 10-3, le dio a Europa su cuarta Laver Cup en igual cantidad de ediciones, cuando aún restaban disputarse tres partidos.

Paliza de Europa para conseguir su cuarta Laver Cup

El TD Garden de Boston fue el escenario elegido para celebrar este torneo, que, si bien no forma parte del circuito ATP ni da puntos para el ranking, ha generado gran expectativa entre los amantes del tenis debido a su novedoso formato y a la gran cantidad de tenistas de élite que reúne.

En las anteriores tres ediciones el título quedó siempre del lado europeo, pero con definiciones electrizantes, llegando hasta dos veces al partido decisivo. En Ginebra 2019, última vez que se realizó, ya que el año pasado la pandemia obligó a su suspensión, una victoria de Alexander Zverev 6-4, 3-6 y 10-4 sobre Milos Raonic le dio, con mucho suspenso, el título al equipo capitaneado por Bjorn Borg. Lo mismo sucedió en Praga 2017 con la agónica victoria de Roger Federer sobre Nick Kyrgios 11-9 en el supertiebreak.

Por esta razón, se esperaba en Boston un desarrollo acorde a lo que se había visto en los años previos. El favoritismo seguía siendo de Europa, con seis Top Ten en sus filas (Medvedev, Tsitsipas, Zverev, Rublev, Berrettini y Ruud), pero el Team World se ilusionaba con talentos jóvenes como Shapovalov y Auger Aliassime, con el empuje de Nick Kyrgios y con su poderío en el dobles.

Sin embargo, el público no encontró lo que fue a buscar. Todo se definió muy rápido del lado europeo, que comenzó a inclinar la balanza a su favor con dos victorias muy ajustadas, pero victorias al fin. Rublev superó a Schwartzman 11-9 en el super tiebreak y Berrettini hizo lo propio con Auger Aliassime por 10-8. El dobles, aquel primer día, le dio el único punto de toda la serie al equipo del Mundo: Isner-Shapovalov sobre Berrettini-Zverev. Se cerró el viernes con el marcador 4-1 por el 6-3 y 7-6 de Ruud sobre Opelka.

Aún faltaban salir a la pista Medvedev, Tsitsipas y Zverev, los tres mejores por ranking, quienes condujeron a un aplastante 14-1 ganando sus singles del sábado. Además, el griego, junto con Rublev, vencieron en el dobles a Kyrgios e Isner y dejaron la serie casi sentenciada.

Ya con la serie definida, a modo de exhibición, Schwartzman y Auger Aliassime vencieron por doble 6-3 a Medvedev Ruud, en lo que fue la primera victoria en Laver Cup para el argentino. Fue un partido distendido en el que el Peque se dio el lujo de vestirse de futbolista y levantar al público haciendo jueguitos.

“El objetivo es que la Laver Cup 2022 se juegue en Londres”, dijo Federer, el gran impulsor de este evento, quien fue un espectador de lujo al no poder jugar debido a las lesiones que lo aquejan en la parte final de su carrera. El público espera por Roger para el año próximo, así como también por Djokovic y Nadal, y desean, también, un evento más igualado.