Davis: Sufrida victoria de Argentina frente a Belarús

En la despedida de Gastón Gaudio como capitán, el equipo nacional dejó en el camino a un rival desconocido y está a un paso de las Finales

Davis: Sufrida victoria de Argentina frente a Belarús

Pocas veces en la historia de la Copa Davis, que es muy extensa, le tocó al equipo argentino una serie, en los papeles, tan accesible como la de este fin de semana. Diego Schwartzman (número 15 del mundo y ex top ten), Guido Pella (ex top 20) y Horacio Zeballos (séptimo en el ranking de dobles), además del experimentado Machi Gonzalez y el ascendente Federico Coria, se enfrentaban ante jugadores ubicados fuera de los 1000 primeros o, incluso, algunos sin ranking.

Sin embargo, en la práctica no se vio reflejado aquello que marcaba la teoría. El conjunto albiceleste tuvo que trabajar más de la cuenta para superar a una Belarús que viajó a Buenos Aires sin sus principales figuras (Illya Ivashka, 53 en el ranking ATP, Egor Gerasimov, 90, y Andrei Vasilevski, 82 en dobles).

Todo comenzó el sábado con la victoria de Daniil Ostapenkov (18 años y 63 en la clasificación ITF) 6-4 y 6-3 sobre Schwartzman para la decepción de los 3.000 espectadores que pudieron acudir al Lawn Tennis. Por rival, momento de su carrera y contexto, la peor derrota de su carrera profesional.

En la conferencia de prensa posterior al encuentro, el Peque explicó este resultado exclusivamente en el nivel de juego exhibido por uno y otro: "No conocía a mi rival. No sé si tuvo un gran partido o si ese es su verdadero nivel. Yo hice todo mal de mi lado. En ningún momento pude encontrarle la vuelta. Fui jugando cada vez peor. Es muy difícil cuando no te acompaña el tenis, más allá de la actitud que pongas en la cancha”.

Toda la adrenalina y las sensaciones positivas que sintió durante la semana previa por representar, una vez más, a Argentina en Copa Davis, se le vinieron abajo en unos minutos. En ningún momento pudo encontrar el tenis que lo llevó a la élite mundial en los últimos años. Quizás la presión que le generaba un partido atípico como este, en el que el único resultado posible era la victoria, pudo haberle jugado una mala pasada. Contuvo la tristeza y toda la bronca durante 24 horas.

Este domingo, tras la exigida victoria de Zeballos-González 5-7, 6-2 y 6-2 sobre Ostapenkov-Arutiunian en el dobles, el Peque sentenció la serie con un contundente 6-1 y 6-2 sobre Alexander Zgirovsky y se desahogó: “Ayer fue difícil. La gente te trata muy mal cuando perdés un partido y es duro. Son días feos, pero el tenis tiene eso. Vas y venís todo el tiempo. Quiero agradecer a todos. Ayer lo mío dentro de la cancha no contagió mucho. Y fue muy bueno afuera. Tenemos muchos amigos dentro del equipo. No quería estar solo ni un minuto en la habitación para levantar el ánimo”, declaró, post-partido, entre lágrimas.

Luego, con la historia ya definida, Federico Coria hizo su debut absoluto en Copa Davis (6-3 y 6-1 sobre Ostapenkov) y puso el 4-1 definitivo. Un partido que en lo estrictamente tenístico era más bien irrelevante, para Fede significó seguir cosechando los frutos de tanto esfuerzo realizado y así lo reflejó en sus redes sociales: “El mejor día de mi vida!!! Ganó Argentina y todo es alegría. GRACIAS GRACIAS GRACIAS”.

A partir de aquí, Gastón Gaudio, campeón de Roland Garros 2004, dejará de ser el capitán y le pasará el mando a Guillermo Coria, su rival en aquella recordada final. El Gato se volvió a sentir tenista durante estos tres años, pero las diferentes ocupaciones que tiene en su vida cotidiana como, por ejemplo, la intención de involucrarse en la política de Independiente, club del que es hincha, lo llevaron a dar un paso al costado.

El próximo desafío para el equipo argentino son las Qualifiers, donde, con casi total seguridad, tocará un rival de jerarquía. Por lo tanto, los jugadores, junto a su flamante capitán, deberán prepararse para llegar de la mejor manera posible a esta instancia que se jugará en marzo de 2022.

En frente estará uno de los países que terminen entre el 5° y el 18° puesto de las Finales de este año o uno de los que jugaron este fin de semana el repechaje del Grupo Mundial I. El sueño de volver a las Finales, que se desarrollarán en Madrid, Innsbruck y Turín, sigue intacto.