Comienza la segunda semana con un lunes de súper acción en Wimbledon

Se viene un lunes intenso en Wimbledon. Se jugarán los ocho partidos de octavos de final tanto en la rama masculina como en la femenina. Las sorpresas en esta instancia, los candidatos al título, los que pueden dar el golpe y más.

Comienza la segunda semana con un lunes de súper acción en Wimbledon

Ya quedó atrás el Middle Sunday, tradicional día de descanso en el All England que desaparecerá para la edición 2022, y comienza el momento de la verdad, la segunda semana, que terminará definiendo al campeón.

En el primer turno de la pista central, será el turno para Novak Djokovic, el gran favorito. El serbio, cinco veces campeón sobre el césped londinense, enfrentará a Cristian Garín. El chileno es el único representante del tenis sudamericano y tendrá un duro compromiso ante el número 1 del mundo, quien llega repleto de confianza tras ser campeón en Roland Garros.

Más tarde, Roger Federer irá contra el italiano Lorenzo Sonego. De tener un flojo debut ante Mannarino, en el que lo salvó la lesión y retiro del francés cuando parecía que el partido se le escapaba, hasta su sólido triunfo frente a Gasquet y sus buenas respuestas en su último compromiso vs Norrie, el suizo va en una clara curva ascendente de su rendimiento y se ilusiona. Igualmente, no asoma como uno de los principales aspirantes al título, más allá de su rica historia allí.

Los aparecen con mejores chances de evitar la consagración de Nole, quien busca este año el Golden Slam (ganar los cuatro Majors y la medalla dorada en los JJOO), son Daniil Medvedev, Alexander Zverev y Matteo Berrettini. El ruso y el italiano vienen de ser campeones la semana previa en Mallorca y Queen’s respectivamente, mientras que el alemán encadenó buenas actuaciones, cediendo nada más que un set en su camino.

De todos modos, elegimos poner el foco en Denis Shapovalov, quien enfrentará a un jugador top como Roberto Bautista Agut, semifinalista en 2019. El talentoso canadiense cuenta con un gran servicio, golpes potentes de ambos lados y una buena volea, aspectos que se adaptan muy bien al juego sobre césped. Si logra superar al español, iría en cuartos (instancia en la que habrá un 100% de aforo en los estadios de Wimbledon) ante el ascendente Korda, quien tiene más futuro que presente, o Khachanov. Recién en las semis podría tocarle Djokovic.

Por el lado del cuadro femenino, no hay una candidata tan clara como sucede con los hombres. Desde aquí puntualizamos en Angelique Kerber, la única ex campeona (2018) en la catedral del tenis, Ashleigh Barty, por ser la número 1 del mundo, y Emma Raduncanu, la gran sorpresa. Con tan solo 18 años y ubicada fuera de las 300 mejores tenistas del mundo, la británica llegó hasta aquí, en la que es su primera participación en el cuadro principal de un Major, sin ceder sets e ilusiona al público local.

También Ons Jabeur asoma con chances por su buen rendimiento mostrado en Londres y en gran parte de la temporada actual. Lo mismo para Aryna Sabalenka. Coria Gauff e Iga Swiatek, por su parte, generan una gran expectativa por su condición de talentosas jugadoras jóvenes, pero aún no cuentan con gran experiencia y no se muestran como especialistas sobre césped. De todos modos, teniendo en cuenta la gran disparidad que hubo en el tenis femenino en los últimos años, no podemos descartar ninguna posibilidad.

De las dieciséis que quedan con vida, solamente cuatro (Swiatek, Barty, Krejcikova y Kerber) han sido campeonas de Grand Slam y solamente la alemana consiguió ganar más de uno. ¿Repetirá alguna de ellas o continuará la tendencia de que ninguna logre establecerse como la clara dominadora del circuito WTA? En siete días sabremos.