Carlos Alcaraz, la sorpresa que no es tan sorpresa

Pasó la primera semana del US Open y el nombre que llena todos los periódicos es el de Carlos Alcaraz. El español de apenas 18 años y 4 meses eliminó a Stefanos Tsitsipas en un épico partido a cinco sets y dos días después dejó en el camino al alemán Peter Gojowczyk, también en el decisivo.

Carlos Alcaraz, la sorpresa que no es tan sorpresa

De esta manera se convierte en el tenista más joven en cuartos de final de Grand Slam en la Era Abierta desde Michael Chang en Roland Garros 1990 y el más joven en lograrlo en Nueva York.

Con victorias ante rivales de la talla de Goffin, Ruud, Basilashvili, Krajinovic, Albert Ramos y Gasquet, entre otros durante este año 2021, y luego de conseguir el primer título de su carrera en Umag, el murciano asomaba como una de las grandes promesas del futuro. Sin embargo, le costaba encontrar la regularidad necesaria para concretar todo aquello que insinuaba, algo lógico para cualquiera de su edad. Esta semana explotó de manera definitiva y queda instalado como un verdadero jugador de élite.

No sorprende verlo llegar a estas instancias, sino el hecho de que lo haya logrado a tan corta edad y manejando de manera tan brillante los momentos de mayor tensión. Ante el número 3 del mundo, en el estadio Arthur Ashe y después de perder el cuarto set por 6-0, salió a jugar el quinto con la personalidad y el temple de un número uno. Esto, sumado a su formidable derecha, hace inevitable la comparación con Rafa Nadal. En la próxima ronda lo espera Felix Auger Aliassime para seguir haciendo historia.

El que sí generó una gran sorpresa fue Botic Van De Zandschulp. El holandés, ubicado en el puesto 117 del ranking, había ganado un solo partido en Grand Slam hasta llegar a Nueva York y lleva ya cuatro (siete si contamos la clasificación). Tras vencer a Diego Schwartzman se convirtió en el tercer tenista en alcanzar los cuartos de final del US Open tras superar la qualy. Anteriormente lo lograron Nicolas Escude en 1999 y Gilles Muller en 2008.

En cuanto a los candidatos, Alexander Zverev se reafirma como el máximo favorito a evitar el Grand Slam de Novak Djokovic. Tras alzarse con la medalla de oro en los Juegos Olímpicos y el Master 1000 de Cincinnati de manera consecutiva, el número 4 del mundo se metió entre los ocho mejores sin dejar dudas y con una actuación brillante ante Jannik Sinner en octavos.

Se le viene Lloyd Harris, uno de los jugadores con mejor rendimiento post Tokyo 2021, y en semis podría verse las caras con Nole. El serbio llegó sin partidos previos a Nueva York y no parece haber encontrado el nivel ni la confianza que esperaba con el correr de los partidos. Dejó sets ante Rune, Nishikori y Brooksby y es una incógnita cuál será su futuro en el torneo. Su próximo rival, el italiano Matteo Berrettini, le exigirá subir el nivel, como bien sabe hacerlo cuando se acercan estas instancias.

Daniil Medvedev, por su parte, es el otro retador que aspira a quedarse con la corona del rey. El ruso es el que tuvo un cuadro más favorable en este US Open y lo supo aprovechar. Sin ningún top 25 en su camino, avanza como una aplanadora y espera por Van De Zandschulp. Ya en semis le podría tocar Alcaraz o Felix Auger Aliassime. ¿El campeón? Lo sabremos en siete días.